A 35 años de “Locura”, el disco más exitoso de Virus

79

Con clásicos como “Pronta entrega”, “Una luna de miel en la mano” y “Sin disfraz”, entre otros, “Locura” se convirtió en el disco que consagró al grupo a nivel popular en toda América Latina y en uno de los álbumes claves de la década del `80 en el rock argentino.

Hace 35 años, el recordado grupo Virus lanzó “Locura”, su quinto disco de estudio, que con clásicos como “Pronta entrega”, “Una luna de miel en la mano” y “Sin disfraz”, entre otros, se convirtió en la placa que lo consagró a nivel popular en toda América Latina y en uno de los álbumes claves de la década del `80 en el rock argentino.

Si bien el combo comandado por Federico Moura ya gozaba de una gran repercusión para ese entonces, gracias a canciones como “El probador”, “Wadu-Wadu”, “Hay que salir del agujero interior” y “En mi garaje”, por citar solo algunos; “Locura” le otorgó a la banda una masividad que la ubicaría entre los grandes números de la escena local y continental.

"Locura" sería además el penúltimo disco grabado por Federico Moura.

“Tomo lo que encuentro”, “Pecado para dos”, “Destino circular”, “Dicha feliz” y “Lugares comunes”, además de los tres temas mencionados antes, fueron las composiciones que conformaron un registro plagado de hits.

El disco marcó además el debut en el grupo de Daniel Sbarra, un tecladista con larga trayectoria que ya había compartido otros proyectos con Moura y había sido pieza fundamental de Nada, el grupo que acompañó a Miguel Abuelo en su famoso disco grabado en Francia.

De esta manera, la banda que completaban los hermanos Marcelo y Julio Moura, Mario Serra y Enrique Mugetti comenzaba a transitar un sonido más ligado al pop de sintetizadores y tomaba distancia de la new wave con la que había irrumpido en escena a principios de la década.

Desde las líricas, en su mayoría producto de la pluma del artista plástico Roberto Jacoby, Virus ahondaba en una sensualidad que jugaba con los límites de la ambigüedad, algo poco usual hasta el momento en el rock local.

Prueba de ello son la oda a la masturbación que resulta el gran hit “Una luna de miel en la mano”; “Pecado para dos” y, especialmente, la bailable “Sin disfraz”, una creación de Federico Moura como respuesta a las recomendaciones de la compañía discográfica de ocultar sus preferencia sexuales para mantener el público femenino que se acercaba por la atracción física que le generaba la figura del cantante.

La edición de este disco llevó al grupo a realizar una gira latinoamericana, lo que lo ubicó en el pelotón conformado por Charly García, Miguel Mateos, Soda Stereo y Los Enanitos Verdes, de artistas locales con proyección internacional.

“Locura” sería además el penúltimo disco grabado por Federico Moura, antes de su fallecimiento en diciembre de 1988 a causa del Sida, luego de completar con gran esfuerzo la placa “Superficies de placer”.